martes, 20 de abril de 2010

Rompiendo la hegemonía


Cuando el torneo nacional es ganado por el mismo equipo año tras año, los aficionados al futbol deseamos con todas nuestras fuerzas que ese poderío se acabe de una vez por todas y adoptamos como si fuera nuestro equipo de toda la vida al único valiente capaz de oponer resistencia al vigente campeón. Al menos es lo que me pasa a mí, y es que este año he admirado profundamente a la Roma desde que Ranieri dirige al equipo.

A principio de temporada, esa Roma de Spalletti me producía indiferencia y estaba convencido de que no tenían plantilla para más. Y cuando llegó Ranieri, mi sensación era de que la contratación era un simple “parche” o que solo lo fichaban teniendo en cuenta su trayectoria más no su estado actual.

Pero me equivoqué totalmente, Ranieri iba en serio con la Roma, no sé si se imaginaría que llegaría hasta donde está ahora, pero la labor en el conjunto capitalino se puede calificar de milagrosa.

Claudio Ranieri cogió a un equipo en decadencia y estancamiento donde los jugadores más destacados bajaron notablemente su nivel (Taddei, Totti, Doni, Baptista) pero el estratega italiano encontró la clave, el grupo ocultaba las carencias de las individualidades.

Sin embargo, jugadores como Juan, Mexes, De Rossi, Vucinic o Menez si han sido decisivos para que la Roma haya conseguido la nada desdeñable cifra de 26 partidos sin conocer la derrota. Otros jugadores como Toni, Perrota, Pizarro o Riise, también han contribuido a este hito poniendo su granito de arena.

El derbi romano del pasado sábado era, quizás el partido que definiría el campeón del Calcio, para la Lazio una victoria nunca habría podido ser tan sabrosa teniendo en cuenta que se salvaban y a la vez le quitaban posibilidades a su eterno rival de conquistar el título. Pero no, lo que ocurrió
fue que a falta de los capitanes Totti y De Rossi, el moldavo Vucinic asumió la responsabilidad que quedó vacante. El Lazio – Roma fue un claro ejemplo de las antiguas luchas de gladiadores donde se luchaba por salvar tu vida y quitársela al otro. Muestra de esa rivalidad es el feo y desafiante gesto de Totti al término del partido.

Ahora la Roma tiene un calendario favorable que hace asequible poder alzar el titulo, su ultimo obstáculo sería la Sampdoria cuyo objetivo es la Champions, nada menos. Parma, Cagliari y Chievo, equipos perdidos en tierra de nadie y sin juegarse nada no deberían ser mayor inconveniente para los de Ranieri.

Questo anno se!

4 comentarios:

Redacción Diari Groguet dijo...

Vota a Diari Groguet BLOG "Mejor cobertura del Villarreal" http://www.futbologos.com/premios/votaciones.php ¡GRACIAS!

21 de abril de 2010, 1:53
Gabriela Miranda dijo...

No soy muy seguidora de la LEGA pero prefiero que gane cualquier equipo antes que el de Mou ;)

Saludos

21 de abril de 2010, 2:17
walter_rel dijo...

Ahora Inter y Roma se deciden quien es el campeón. Lo del gesto de Totti es muy vergonzoso, creo que 1 partido de sancion y una buena multa le viene bien de callar un poquito y ser mas respetuoso con los demás...

Y por último, he sido nominado en Futbologos al "Mejor cobertura de Mallorca..." y me gustaría pedirte un voto tuyo, supongo que es mucho pedir pero gracias, ahí la web:

web de futbologos

Un saludo.

21 de abril de 2010, 4:57
FI dijo...

Sería una remontada épica en caso de conseguirse. Lo dudo, pero el trabajo de Ranieri ahí está.

Saludos.

21 de abril de 2010, 18:20