martes, 24 de agosto de 2010

La resaca mundialista de Rooney y Torres

Tras dos jornadas de Premier League, todavía pienso que dos de los mejores delanteros del mundo, aunque en los últimos meses no lo hayan demostrado, andan liados con la resaca post-mundialista. Wayne Ronney por no haber hecho un gran campeonato, lo que siempre disminuye la confianza de un jugador, y Fernando Torres por la misma causa y posiblemente también por las celebraciones que supuso ganar el Mundial para el delantero del Liverpool. Dos ‘killers’ que necesitan marcar tan solo dos goles para desperezarse y certificar a la Premier League una de las mejores ligas del mundo.

El ‘Bad Boy’ del Manchester United lleva 18 hora de fútbol sin marcar un solo gol, unos números que preocupan a todo el mundo y más a Sir Alex Ferguson, entrenador que es consciente de que Dimitar Berbatov no será el que le saque las castañas del fuego, por lo menos no con lo demostrado hasta el momento. En el último partido de liga del United, en el cual empató frente al Fulham, Rooney no fue ni convocado por un problema estomacal, síntoma muy usual incluso en la mejores resacas. Por el contrario, Rooney si estuvo presente en la victoria sobre el Newcastle, pero se le vio algo perdido dentro del área, como si se fuera un chaval distinto al que vimos la pasada campaña, en la que nos regaló más de 30 goles y fue clave para que el United luchará por el título liguero hasta la última jornada con el Chelsea. Una lesión frente al Bayern de Múnich le separó de los terrenos de juego durante varios partidos, y en el tramo final del curso no consiguió recuperar esa forma que llevaba demostrando jornadas anteriores, algo que tampoco recuperó durante el Mundial de Sudáfrica, aunque hay que apuntar que ninguno de los jugadores de Capello estuvo a la altura en esa cita.

El caso de Torres es similar, aunque El Niño puede tener algo más de excusa, ya que las lesiones le condenaron más la temporada, condenado así también al Liverpool, equipo que ahora puede apostar por Europa gracias a la mala situación económica del Portsmouth. Torres sufrió hasta tener que llegar a operarse antes del Mundial y por ello llegó renqueante a una cita en la que pasó sin pena ni gloria, pero ayudando a sus compañeros y, sobre todo a Villa, a alzarse con esa grandiosa Copa del Mundo que tanto añoraba el pueblo español. Ayer sinceramente le vi bastante flojo frente al City, echando de menos ese regate explosivo que en decimas de segundo desbarata a una zaga entera. Además tuvo una gran ocasión en la que pudo acortar distancias cuando el partido iba 2-0 (finalmente los Reds palmaron 3-0 frente al Manchester City).

Personalmente creo que ambos deben recuperar la confianza y con ella los goles llegarán solos. Puede que todavía les dure la resaca de un Mundial que a nivel personal no fue bueno para ninguno de los dos (Torres se llevó el premio, pero su nombre no aparece entre los grandes del campeonato), pero en cuanto ese olfato goleador, imposible de olvidar, vuelva a florecer entre sus sentidos, volveremos a disfrutar de dos de los mejores delanteros del mundo.

5 comentarios:

Jo22 dijo...

Tarde o temprano volverán a enfilar las redes rivales. Son dos supercracks!

Un saludo, ventanadefutbol.blogspot.com

24 de agosto de 2010, 8:24
Gustavo Torres dijo...

Lo que sucedió con Torres fue que en su primera temporada no sabían de su peligrosidad y ahora son más precavidos ante él, lo que disminuye su cuota goleadora.

Sobre Rooney, debe de ser pareja del Chicharito, pues el mexicano y Berba no se llevan.

24 de agosto de 2010, 17:07
Ander Barroso dijo...

Coincido contigo en que son dos de los mejores arietes del mundo y es cierto que no están bien, como tampoco lo estuvieron en Sudáfrica, pero los goles les pondrán en su sitio.

Un saludo.

http://elultimogol.wordpress.com

25 de agosto de 2010, 5:28
Nico García dijo...

Esta temporada volverán con más ganas que nunca!
Saludos desde La Escuadra de Mago

25 de agosto de 2010, 5:40
walter_rel dijo...

Tanto Rooney como Torres volverán a ser el de la campaña pasada en los partidos que jugará en la liga. No rindió como en el Mundial ambos y deben "callar" la boca haciendo muy buenos partidos y marcando goles en los partidos con sus clubes.

Saludos.

26 de agosto de 2010, 15:25