domingo, 13 de junio de 2010

La maldición de la portería inglesa

Ayer Robert Green se unió a una larga saga de porteros ingleses que han cometido cantadas ‘calamitosas’. No se crean que es algo nuevo en el combinado de los ‘Three Lions’, parece ya algo normal, un deber que tienen los diferentes guardametas de esta selección. Como si buscaran más protagonismo, los fallos garrafales han perseguido al marco del grupo que ahora dirige Fabio Capello, técnico que tiene un dilema increíble en lo que a la elección de portero se refiere. Parecía que Robert Green era el más capacitado, pero después de lo de ayer, puede estar barajando la posibilidad de usar en el próximo partido a ‘Calamity’ James o a la inexperiencia en Joe Hart.

Enumeradas en orden cronológico, aquí os expongo algunos de los fallos más famosos de los porteros que han vestido la elástica de la selección de Inglaterra:
Empezamos en junio de 1970, cuando un portero llamado Peter Bonetti, el cual recibía el apodo de ‘El Gato’, cometió un gran error frente a Alemania Federal. Inglaterra vencía en los cuartos de final del Mundial de México por 2-0 con goles de Mullery y Peters, pero el fallo de Peter Bonetti, portero que sustituía al enfermo Gordon Banks, a disparo de Franz Beckenbauer, permitió el inicio de la remontada germana, selección que acabó venciendo en la prórroga por 3-2 y pasando a semifinales.

En 1973 fue Peter Shilton el que protagonizó una cantada frente a Polonia. No se trataba de la fase final del Mundial, sino de la fase clasificatoria. Los ingleses estaban destrozando a los polacos pero no llegaban los goles y para sorpresa de todos, Peter Shilton erró a la hora de atajar un disparo del polaco Jan Domarski. Allan Clarke consiguió el empate de penalti para el combinado que dirigía Sir Alf Ramsey, resultado insuficiente para clasificarse para el Mundial que organizó Alemania Federal en 1974.

Tan solo tres años después, el meta del Liverpool Ray Clemence dejó que un inocente disparo del también legendario jugador del Liverpool Kenny Dalglish se le colara por las piernas, acabando el partido entre escoceses e ingleses con empate a uno. Ray Clemence es el actual entrenador de porteros de Inglaterra, por lo que seguro sabrá como animar a Robert Green por el fallo cometido.

En 2002 fue Davis Seaman el que volvió a poner en duda el poder de los guardametas ingleses. Su verdugo fue Ronaldinho, el cual botó una falta que parecía no llevaba ningún peligro, ya que se encontraba demasiado alejado del marco que defendía Seaman, pero un adelantado David Seaman se la comió, lo que significó la victoria de la Canarinha y la vuelta a casa de de los ingleses
en cuartos de final.

Pero aquí no acaba el recital de fallos de los porteros ingleses. David James en 2004 frente a Austria en un partido de clasificación para la apuesta por el Mundial de Alemania y en 2006 Paul Robinson, en el que posiblemente es uno de los errores más graves de todos los mencionados. Robinson quería patear una cesión de Gary Neville con la mala fortuna que no le pegó al balón, el cual acabó en las redes de su portería. Fue un mal comienzo para una fase clasificatoria que dejó sin la Eurocopa de 2008 a Inglaterra.

Como ven, Robert Green lo único que ha hecho es aportar su granito de arena para que sigan siendo cuestionados los porteros ingleses. Un fallo que habrá que añadir a los comentados en el post. Esperemos que Green se recupere de ese error y, como ha dicho Peter Shilton, Fabio Capello le de otra oportunidad.

1 comentarios:

elsilbatodecollina dijo...

Capello debe volver a ponerlo, una porque si confió en él ahora es cuando debe hacerlo de verdad, y otra es que James no lo va a hacer mejor, en todo caso si se repite que le da la oportunidad a Hart

14 de junio de 2010, 3:06